junio 23, 2022

5 consejos para una buena salud física y mental

3 minutos de lectura

Cuidar de la salud es algo fundamental en cualquier momento de la vida. No solo a nivel físico, sino también en el plano emocional, porque a menudo es este aspecto el que más influye en cómo se encuentra el cuerpo en general.

A diferencia de lo que algunos piensan, nunca es tarde para comenzar a cuidar de la salud, por lo que sea cual sea la edad que se tenga, y aunque nunca se haya hecho, comenzar con un plan de bienestar es una idea extraordinaria.

Algunos expertos indican que el cuidado de la salud no solo es físico. También tiene mucha importancia la salud mental, por lo que apuestan por una combinación de consejos para mejorar el estado de salud en su conjunto. Consejos como los siguientes:

  1. Dedicar tiempo a relajarse

El estrés diario se acumula, y si no se pone remedio puede hacer que el cuerpo colapse y aparezcan algunos problemas de salud. Por eso, desde aliciagarciapsicologa.com recomiendan reservar algo de tiempo para hacer cosas que sean relajantes, como dar un paseo o ver una película.

  1. Beber agua con frecuencia

El cuerpo es agua en un 80%, de modo que mantener la hidratación es fundamental para la salud. Si beber agua no resulta atractivo, se puede aromatizar con zumo de limón, hojas de menta o rodajas de pepino.

  1. Fisioterapia preventiva

Aunque a menudo se relaciona con el tratamiento y recuperación de lesiones, la fisioterapia puede contribuir a evitar problemas físicos, como indican expertos en fisioterapia en Alicante.

Esta técnica puede ayudar a mejorar la postura y evitar sobreesfuerzos, tanto a quienes tienen una vida sedentaria como a las personas que practican deporte. Por lo que para ponerse en manos de un fisioterapeuta en Valencia no hace falta esperar a tener dolor o estar lesionado.

  1. Comer con tranquilidad

La hora de la comida tiene que ser un momento tranquilo. No es bueno comer de pie ni picar algo para seguir con el trabajo. Lo mejor es sentarse a la mesa para tomar alimento nutritivo que ayude al organismo a seguir con el día a día. Y si después de comer se puede hacer una pequeña pausa para una siesta corta, muchísimo mejor.

  1. Aprender cosas nuevas

Algo que ayuda a tener una buena salud mental es que el cerebro esté activo, y para ello no hay nada como seguir aprendiendo. Además, hoy es más fácil que nunca porque se pueden hacer todo tipo de cursos sin moverse de casa, como el master coaching online con el que convertirse en un experto en esta materia, que abarca mucho más que la motivación o el autoconocimiento.

Mens sana in corpore sano

Esta frase es bien conocida, y refleja la gran verdad de que cuerpo y mente están ligados entre sí de forma irremediable. Por ello, cuando se trata de cuidar la salud no basta solo con pensar en el cuerpo, sino que también hay que prestar atención al factor emocional, para que se pueda disfrutar de salud plena.