julio 12, 2024

Cómo cuidar tu jardín en primavera: consejos prácticos y recomendaciones de expertos

3 minutos de lectura
Cómo cuidar tu jardín en primavera consejos prácticos y recomendaciones de expertos

La primavera es una de las estaciones más bonitas del año, y también una de las más exigentes para el jardín. Después del frío, las plantas necesitan recuperar su vitalidad y prepararse para el verano.

Cuando llega la primavera, el jardín se prepara para renacer después de un frío invierno. Después de estos meses, es hora de despertar del letargo y empezar a florecer, pero para eso hay que dedicarle tiempo y los cuidados adecuados.

¿Cuáles son esos cuidados, y cómo conseguir un jardín en primavera con el máximo esplendor? Expertos en jardines en Málaga dan algunos consejos prácticos y recomendaciones.

Consejos para el jardín en primavera: limpieza, poda y abono

Un primer paso para cuidar del jardín en primavera es hacer una limpieza a fondo. Hay que eliminar las hojas secas, las malas hierbas, los restos de poda y las flores marchitas. Así se evitan plagas y enfermedades, además de facilitar el crecimiento de las plantas.

Otro paso importante es podar las plantas que lo necesiten, eliminando las ramas o los tallos para mejorar su forma, su salud y su floración. No todas las plantas se podan en primavera, así que es vital saber cuáles son las que sí lo requieren. Lo ideal es dejar que un profesional se encargue de esta labor para que los resultados sean los deseados.

Abonar el suelo y las plantas también es necesario para el cuidado del jardín. El abono aporta nutrientes y mejora la calidad del suelo, pero es importante elegir uno que sea adecuado para cada tipo de planta y seguir las instrucciones con cuidado, sobre todo en relación con la dosis.

Jardinería en primavera: riego, trasplante y siembra

Otro paso necesario para un jardín perfecto es ajustar el riego. De hecho, es una de las tareas más importantes de la jardinería, ya que las plantas necesitan agua para vivir. No obstante, el riego debe ser moderado y adaptado a las condiciones del clima y el tipo de planta. En primavera, el riego debe aumentar de forma gradual, pero sin llegar a encharcar el suelo. Se recomienda regar por la mañana y por la tarde, cuando el sol no es tan fuerte.

También es el momento de trasplantar las plantas que lo necesiten. Esta operación debe hacerse con cuidado, sin dañar las raíces y en la época adecuada. La primavera es una buena temporada para hacerlo porque las plantas se adaptan mejor al cambio.

En primavera también es momento de sembrar las plantas que se quieran añadir al jardín. Hay muchas especies que se pueden sembrar durante esta temporada, como flores anuales, aromáticas, hortalizas o bulbos. Para sembrar de forma correcta hay que escoger un lugar con buena luz, un suelo fértil y un método de riego adecuado. También hay que respetar la profundidad, la distancia y el tiempo de germinación de cada semilla.

Plantas para el jardín en primavera: las más coloridas y resistentes

La elección de las plantas adecuadas para esta estación también es relevante de cara a lograr un bonito jardín de primavera. Esta época del año destaca por la gran variedad y colorido de las plantas, por lo que se puede aprovechar para dar un toque de alegría al jardín. Algunas de las más recomendadas son:

  • Tulipanes.
  • Margaritas.
  • Geranios.
  • Petunias.

Aunque hay muchas más. Lo importante es elegir bien y cuidarlas con cariño.

En resumen, con los consejos adecuados, cuidar del jardín en primavera no es tan complicado, aunque sí se le debe dedicar tiempo. En caso de no poder hacerlo, lo mejor es dejarlo en manos de profesionales que se dediquen a sacar el máximo a esta colorida época del año.