junio 23, 2022

Lo que hay que saber sobre la reunificación de deudas

3 minutos de lectura

La reunificación de deudas es un modelo financiero que permite a las familias unificar todas sus deudas en una sola cuota al mes, facilitando su pago y mejorando su economía.

Pedir un préstamo al banco es algo que todo el mundo ha hecho en alguna ocasión a lo largo de su vida.

Bien sea para pagar el coche, una vivienda o incluso una boda o unas vacaciones, son diferentes los motivos que pueden llevar a una familia o a una persona en particular, a acercarse a un banco y pedir un préstamo.

En ocasiones, además del típico préstamo para una hipoteca, suelen solicitarse otro tipo de créditos que se van sumando a los que uno ya tenga. Pero el problema aparece cuando un cambio de circunstancias hace que esos préstamos no se puedan devolver.

¿Hay alguna manera de solucionar este problema? Gesfinan, empresa experta en el sector financiero, nos explica una de las opciones que pueden ayudar a las familias a hacerse cargo de sus deudas de una manera más cómoda.

Qué es una reunificación de deudas

La reunificación de deudas tiene como objetivo unificar todos esos préstamos contraídos en una sola cuota, que será más sencilla de pagar porque la cuantía de la misma será más baja que la suma total de las deudas contraídas.

Por lo que a la hora de pagar requerirá menos esfuerzo económico para la familia. De esta manera se podrá hacer frente a las deudas de una manera más cómoda.

Para poder realizar una reunificación de deudas, es importante acudir a empresas financieras que sean expertas en realizar un estudio concienzudo de la situación económica particular, para poder ofrecer la mejor solución en cada caso y negociar las nuevas condiciones de pago en caso de que la operación sea viable.

Cómo funciona la reunificación de deudas

Para hacer una reunificación de deudas, primero la empresa financiera realizará un estudio para ver si la operación se puede llevar a cabo.

Una vez que se tiene claro que es posible hacer la reunificación, se pide un préstamo o hipoteca a la entidad bancaria con el importe a pagar. Entonces se hará una cancelación de esas deudas para reunificarlas todas en el pago de un solo préstamo.

Este préstamo también tendrá sus condiciones de pago, que serán más llevaderas y facilitarán a la familia una economía más saludable.

El nuevo préstamo no debe superar el 80% del valor del bien que se ha hipotecado, y que las cuotas mensuales a pagar no superen el ratio establecido para el endeudamiento, que es el 35% de los ingresos de cada mes.

Reunificar tus deudas, sus ventajas

La reunificación de deudas trae consigo diversos beneficios que hay que tener en cuenta si se necesita contratar este tipo de producto financiero.

  • Al reunificar las deudas se pagará tan solo una cuota al mes, por lo que llevar las cuentas de la familia será mucho más sencillo.
  • La cantidad a pagar cada mes será más baja, lo que ayuda a poder pagar el préstamo de manera más cómoda y desahogada.
  • Al negociar la nueva hipoteca es posible conseguir un mejor interés.

Estas ventajas hacen que la reunificación de deudas sea una opción viable en el caso de muchas familias que se sientan ahogadas por las deudas y necesitan una solución óptima que mejore su economía.