febrero 22, 2024

Entrenamiento 1000 metros policia nacional

6 minutos de lectura

Entrenamiento 1000 metros policia nacional

Formación en intervención en crisis para los primeros intervinientes

Los científicos han tratado de identificar algunos factores de predicción, como los prejuicios raciales, el mal genio, la masculinidad insegura y otras características individuales, muchas de las cuales pueden identificarse mediante simulaciones que ya se utilizan en la formación de los agentes5. Nix sugiere que este tipo de análisis podría ayudar a investigar a los agentes antes de que sean contratados. Sin embargo, advierte que elevar el listón de la contratación podría ser poco práctico, ya que muchos departamentos de policía ya tienen dificultades para atraer y retener a candidatos altamente cualificados. Los datos del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York sugieren que los agentes que tenían repetidas marcas negativas en sus expedientes tenían más del triple de probabilidades de disparar su arma que los demás agentes6.
Esta mala conducta podría ser incluso contagiosa. Otro estudio, publicado en febrero, analizaba las denuncias presentadas contra agentes de policía en Chicago (Illinois). Descubrió que, aunque sólo un pequeño porcentaje de agentes dispara a civiles, los que lo han hecho suelen servir de «intermediarios» en las redes sociales de la policía7. Pero llevar a cabo una acción disciplinaria, por no hablar de despedir a un agente de policía, es notoriamente difícil en Estados Unidos. Los contratos sindicales otorgan a los agentes protecciones que se han vinculado al aumento de la mala conducta8. En muchos estados, la carta de derechos de los agentes de la ley protege al personal de las investigaciones por mala conducta. «Tenemos que examinar con detenimiento las leyes estatales y los contratos sindicales que ofrecen procedimientos defectuosos o excesivamente protectores que protegen a los agentes de una responsabilidad adecuada», afirma Seth Stoughton, antiguo agente de policía que es profesor de derecho en la Universidad de Carolina del Sur, en Columbia.

Comentarios

La formación de la Unidad de Apoyo Policial en el Reino Unido es una formación táctica voluntaria realizada por candidatos seleccionados que proporciona a los alumnos los conocimientos necesarios para afrontar con seguridad y eficacia una serie de situaciones de orden público que quedan fuera de las competencias o la capacidad de los agentes de división habituales. Las unidades comparables en Estados Unidos son los equipos SWAT locales, entrenados para hacer frente a situaciones que van más allá del trabajo policial normal.
La mayoría de las fuerzas policiales del Reino Unido utilizan furgonetas Mercedes-Benz Sprinter, comúnmente denominadas «Carriers», como transporte estándar para las unidades de policía. Una notable excepción es el Servicio de Policía de Irlanda del Norte, cuyos agentes del Grupo de Apoyo Táctico son famosos por utilizar Land Rovers blindados. Estos vehículos están equipados con pantallas de malla para las ventanas y/o parabrisas de policarbonato de alta resistencia a los impactos y están dotados de compartimentos para guardar el equipo antidisturbios de los agentes, así como el método de entrada y el equipo QBRN. Los conductores de vehículos de transporte deben recibir una formación especializada en «condiciones antidisturbios» antes de obtener el título de conductor de vehículos de transporte. El Grupo de Apoyo Territorial de la Policía Metropolitana también mantiene una flota de Jankel Guardians[1] blindados basados en el Ford F450 para su uso en situaciones graves de orden público, como los disturbios de Inglaterra de 2011[2], que son idénticos e intercambiables con los Guardians utilizados por el Mando de Aviación del SCO18 y el Mando de Armas del SCO19.

La formación policial y las enfermedades mentales: un momento de cambio

El Cuerpo Nacional de Policía (neerlandés: Korps Nationale Politie), coloquialmente en inglés como Dutch National Police o National Police Force, está dividido en diez unidades regionales y una unidad central, y la Royal Marechaussee (neerlandés: Koninklijke Marechaussee), una gendarmería.[1] La aplicación de la ley en los Países Bajos funciona principalmente a través de los organismos policiales gubernamentales. Los objetivos de estas agencias son la investigación de presuntas actividades delictivas, la remisión de los resultados de las investigaciones a los tribunales y la detención temporal de presuntos delincuentes en espera de la acción judicial. Los organismos encargados de la aplicación de la ley, en distintos niveles de gobierno y en diferentes organismos, también suelen tener la responsabilidad de disuadir la actividad delictiva y evitar que se cometan con éxito los delitos en curso. El comisario de policía (eerste hoofdcommissaris) de los Países Bajos es Henk van Essen desde el 1 de mayo de 2020[2].
Además de los agentes de policía, los Países Bajos cuentan con unos 23.500 agentes de la paz. Estos agentes tienen un estatus de Oficial Especial de Cumplimiento (SEO) (Buitengewoon Opsporingsambtenaar) o BOA/Handhaving en neerlandés y, por lo tanto, tienen poderes policiales (detener a sospechosos, pedir su identificación, realizar un arresto, poner multas dentro de su poder de infracción y usar la fuerza). Pueden encontrarse dentro de la policía de transportes, los guardias de caza y los organismos locales de aplicación de la ley. La mayoría de los agentes de la BOA están facultados para llevar y utilizar esposas, que sólo pueden entregarse a los agentes que tienen la facultad de utilizar la fuerza. Algunos ayuntamientos también entregan a sus agentes, con permiso del Ministerio de Seguridad y Justicia, porras policiales, spray de pimienta y, ocasionalmente, armas de fuego.

Formación en intervención en crisis pdf

La Academia de Policía del Cuerpo de Marines (MCPA) es una academia de formación para el cumplimiento de la ley certificada por el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Funciona bajo la supervisión y el liderazgo del Director de la División de Seguridad (PS) y del Cuartel General del Cuerpo de Marines (HQMC). El Ejecutivo de la MCPA también sirve como Jefe de Entrenamiento y Educación para el Programa de Aplicación de la Ley en Establecimientos de Apoyo (SELE), PS, HQMC. El Director Ejecutivo es responsable del funcionamiento eficiente de la MCPA en el día a día.
Preparar, entrenar y apoyar a los profesionales de las fuerzas del orden del Cuerpo de Marines en la ejecución de las funciones de las fuerzas del orden y las misiones de seguridad. Desarrollar física, mental y moralmente a los oficiales de policía civil y militar e inculcarles los más altos valores de honor, valor y compromiso. Proporcionar y cultivar un entorno de aprendizaje superior y formación progresiva.
El Curso Básico de Oficiales de Policía (BPOC) es un programa acreditado de aplicación de la ley de 62 días de entrenamiento. El BPOC es un curso de instrucción de HQMC que está acreditado por la Acreditación Federal de Entrenamiento para el Cumplimiento de la Ley (FLETA). El curso proporciona formación básica y avanzada en materia de seguridad y aplicación de la ley a los oficiales de policía civil y militar del Cuerpo de Marines. La Academia de Policía del Cuerpo de Marines ofrece una formación que promueve las funciones tradicionales de las fuerzas del orden, para incluir el patrullaje policial, la respuesta a las llamadas de servicio y la gestión del tráfico