febrero 22, 2024

Calentamiento especifico de fuerza

4 minutos de lectura

Calentamiento especifico de fuerza

Calentamiento dinámico

thumb|300px|right|el calentamiento es una forma excelente de calentar la articulación del hombro.Un calentamiento es el periodo previo a cualquier ejercicio o actividad, que consiste en movimientos diseñados para elevar la temperatura del núcleo del cuerpo y hacer que la mente se concentre en las actividades que siguen.[1] Hay varios tipos de calentamiento; el calentamiento sirve para varios propósitos: mejorar el flujo sanguíneo al corazón, aumentar la temperatura muscular, proteger contra las lesiones mediante la mejora de la flexibilidad de los músculos[2].
Los calentamientos suelen consistir en aumentos graduales de la intensidad del ejercicio, algunos estiramientos y movimientos específicos de la actividad; un ejemplo de ello sería trotar a un ritmo de baja intensidad y aumentarlo a un ritmo moderado con el tiempo (no vigoroso; el único objetivo de esta fase del calentamiento es hacer circular la sangre y calentar los músculos como preparación para una actividad más extenuante [4]), seguido de estiramientos, y luego practicar la captura y el lanzamiento de una pelota de béisbol. Es un error común pensar que los calentamientos aceptables pueden consistir exclusivamente en estiramientos, especialmente los estáticos; la verdad es que un calentamiento eficaz tiene una serie de componentes clave muy importantes, que trabajan juntos para minimizar la probabilidad de lesiones y preparar al individuo para la actividad física.

Flexiones

El Sistema de Fuerza del Método Mathias enfatiza la importancia de un calentamiento adecuado antes de comenzar cualquier rutina de entrenamiento de fuerza o programa de entrenamiento. Esto es para ayudar a disminuir el dolor, prevenir lesiones y preparar completamente su cuerpo para el entrenamiento que le espera. En esta página se enumeran todas nuestras rutinas de ejercicios de calentamiento para el entrenamiento con pesas.
Esto se debe a que la fuerza es la base de todos los demás objetivos de entrenamiento. Si te haces más fuerte, estarás más capacitado para construir músculo, perder peso, mejorar el atletismo, prevenir lesiones y vivir un estilo de vida más saludable.
Sin embargo, si no calienta correctamente, no podrá alcanzar todo su potencial de fuerza. Su rutina de calentamiento es lo que prepara a su cuerpo para rendir al máximo. Y sin ella, sólo alcanzarás una parte de todo tu potencial.
Todas las rutinas de calentamiento del Método Mathias logran esto. Nuestra rutina de ejercicios de calentamiento comienza aflojando los tejidos blandos de tu cuerpo a través de la movilización activa, lo que te permite alcanzar posiciones mejores y más fuertes mientras entrenas.

Ejercicios de calentamiento en casa

La mayoría de los deportistas saben que deben realizar un calentamiento adecuado antes de comenzar una sesión en la sala de pesas. Sin embargo, no todos los deportistas realizan un calentamiento adecuado. Según mi experiencia, los atletas que no realizan un calentamiento suficiente de 5 minutos no lo hacen por una de estas tres razones:
Abordemos la primera cuestión. No es necesario realizar un calentamiento antes de hacer pesas. Tampoco es necesario que te conviertas en un principiante. No necesitas ganar una beca universitaria. Como les digo a mis atletas, si no calientan adecuadamente, no sacarán el máximo provecho de sus sesiones en la sala de pesas.
Si un atleta va a un gimnasio a ejercitarse y no hay nadie para dirigir un calentamiento adecuado, el atleta puede saltarse el entrenamiento simplemente porque no sabe qué hacer. Por suerte, el calentamiento de 5 minutos que se presenta a continuación es fácil de recordar y de realizar. Y lo mejor de todo es que requiere muy poco espacio y ningún equipo.
Se trata de un ejercicio antiguo, pero muy bueno. Ponte de pie con los pies separados a la altura de las caderas. Gira la cintura, hacia delante y hacia atrás, para calentar el tronco. Cambia la altura de los brazos (alto, bajo, medio) y la longitud de los mismos (brazo recto, brazo doblado) para modificar la cantidad de par que generas. Tu núcleo debe trabajarse en la sala de pesas, así que no lo descuides durante el calentamiento.

Squat

Antes de subirte a la máquina elíptica o salir a correr, considera la posibilidad de hacer un breve calentamiento. Y piensa en seguir tu entrenamiento con una rápida sesión de enfriamiento. Es cierto que el calentamiento y el enfriamiento pueden añadir unos minutos a tu rutina de ejercicios, pero también pueden reducir la tensión en tu corazón y otros músculos.
El calentamiento ayuda a preparar el cuerpo para la actividad aeróbica. El calentamiento acelera gradualmente el sistema cardiovascular al aumentar la temperatura corporal y el flujo sanguíneo hacia los músculos. El calentamiento también puede ayudar a reducir el dolor muscular y disminuir el riesgo de lesiones.
El enfriamiento después del entrenamiento permite una recuperación gradual de la frecuencia cardíaca y la presión arterial previas al ejercicio. El enfriamiento puede ser más importante para los atletas de resistencia de competición, como los maratonistas, porque ayuda a regular el flujo sanguíneo. El enfriamiento no parece ayudar a reducir la rigidez y el dolor muscular después del ejercicio, pero se necesita más investigación.
Aunque existe controversia sobre si el calentamiento y el enfriamiento pueden prevenir las lesiones, un calentamiento y un enfriamiento adecuados suponen poco riesgo. Además, parecen dar al corazón y a los vasos sanguíneos la oportunidad de entrar y salir de una sesión de ejercicio. Así que, si tienes tiempo, considera la posibilidad de incluir un calentamiento y un enfriamiento en tu rutina de entrenamiento.