mayo 11, 2022

Ejercicios para la mente

5 minutos de lectura

Ejercicio cerebral pdf

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Desde los sudokus y crucigramas de papel hasta las aplicaciones especializadas en el entrenamiento cerebral, las opciones de juegos para el cerebro son abundantes. Personas de todas las edades utilizan estos juegos para mejorar el funcionamiento mental y prevenir el envejecimiento del cerebro.
El entrenamiento cerebral puede ayudar a mejorar la memoria, el tiempo de respuesta y las habilidades lógicas, aunque las investigaciones muestran que la relación entre los juegos de entrenamiento cerebral y la mejora de la función cognitiva es complicada.  Si quiere ejercitar su cerebro y además divertirse, pruebe estos juegos y actividades que pueden mejorar su concentración y estado mental.
El sudoku es un juego de colocación de números que se basa en la memoria a corto plazo. Para completar un rompecabezas de Sudoku, tienes que mirar hacia adelante y seguir pistas de consecuencias: si pones un 6 en esta casilla, esa debe ser un 8 y esta un 4, y así sucesivamente. Este tipo de planificación ayuda a mejorar la memoria a corto plazo y la concentración.

Juegos para ejercitar el cerebro

Seguramente sabes que ir al gimnasio a hacer ejercicio es bueno para tu cuerpo. El ejercicio nos mantiene en forma y sanos. ¿Sabías que también puedes ejercitar tu mente para mantenerla en forma y saludable? El entrenamiento de la atención plena es como llevar el cerebro al gimnasio para hacer ejercicio. Cuando practicamos la atención plena, estamos entrenando nuestra atención para permanecer en el momento presente en lugar de divagar con nuestros pensamientos en el pasado o el futuro. Al mantener nuestra atención en el presente y traerla de vuelta cada vez que se desvía, estamos entrenando las redes cerebrales que utilizamos para controlar nuestra atención. Este tipo de entrenamiento puede mejorar nuestra salud mental, al igual que el ejercicio físico mejora nuestra salud física.
¿Has estado alguna vez tan metido en tus pensamientos que no has oído a alguien llamándote por tu nombre? En momentos así, nuestra mente está llena de pensamientos y no somos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. A menudo, estamos ocupados pensando en lo que va a pasar más tarde, pensando en lo que ha pasado antes, o pensando en lo que está pasando ahora. Puede parecer que nuestra mente está llena de pensamientos. Pero eso no es lo que significa mindfulness. Mindfulness significa ser consciente de lo que está ocurriendo ahora, sin perderse en todos esos pensamientos. La atención plena nos ayuda a ser más conscientes de lo que ocurre tanto fuera como dentro de nosotros, sin distraernos con nuestros pensamientos. Con la atención plena, podemos ser plenamente conscientes de nuestra mente (véase la figura 1).

Leer más  Pan de harina de espelta

Cómo ejercitar el cerebro para mejorar la capacidad de pensamiento

Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El entrenamiento del cerebro es un gran negocio. Desde los sitios web hasta los videojuegos y las aplicaciones móviles, parece que hay muchas formas de estimular el cerebro. Pero, ¿funciona realmente todo este entrenamiento cerebral? ¿Puede aumentar tus capacidades cognitivas o tu coeficiente intelectual?
Según algunos estudios recientes, aunque estas herramientas de entrenamiento cerebral pueden ayudar a agudizar la capacidad de retener información, no necesariamente aumentan la inteligencia o mejoran la capacidad de razonamiento y pensamiento abstracto.
La empresa matriz de uno de los sitios web de “entrenamiento cerebral” más destacados, Lumosity, fue multada por la Comisión Federal de Comercio en enero de 2016 por publicidad engañosa. Según la denuncia de la FTC, la empresa sugería que sus juegos podían reducir o retrasar el deterioro cognitivo como el que se puede encontrar en los pacientes de Alzheimer, lo cual es falso.

Ejercicios cerebrales gratuitos

Ejercitar el cerebro es tan importante como ejercitar el cuerpo. Todos sabemos lo que ocurre cuando no realizamos suficiente actividad física: sin una sesión en el gimnasio o un buen paseo a paso ligero antes del trabajo nos encontramos cayendo en la espiral de menos motivación y menos energía. Cuanto menos hagamos, más difícil será recuperar la forma, estar sanos y volver a sentirnos bien.
Una mente sedentaria tendrá resultados similares: un cerebro perezoso, lo que significa problemas de concentración, mala memoria y más dificultades para resolver problemas creativos. No es precisamente una receta para el éxito en el trabajo y, por extensión, en la vida.
Las personas que se comprometen con su bienestar mental, por el contrario, están en condiciones de prosperar mentalmente. El bienestar intelectual, que es una de las siete dimensiones del bienestar, nos abre a nuevas ideas y experiencias. Este estiramiento mental puede permitirnos tomar decisiones más sabias, mejorar nuestras habilidades y sentirnos motivados para asumir nuevos retos. Eso sí que es una receta para el éxito.
Haz problemas matemáticos sencillos o rompecabezas en tu cabeza. No te preocupes. No hace falta que empieces con divisiones largas para potenciar tu cerebro. Incluso las sumas y restas básicas calentarán esos “músculos” cognitivos. Con el tiempo notarás que las matemáticas se vuelven más fáciles, incluso agradables. Mientras tanto, estás manteniendo esas células cerebrales activas y probablemente despertando algunas que han permanecido dormidas desde la clase de cálculo del instituto.