mayo 11, 2022

Normas de una empresa

5 minutos de lectura

Establecer normas en la gestión

En esencia, una norma es una forma acordada de hacer algo. Puede tratarse de la fabricación de un producto, la gestión de un proceso, la prestación de un servicio o el suministro de materiales: las normas pueden abarcar una enorme variedad de actividades realizadas por las organizaciones y utilizadas por sus clientes.
Si usted es una pequeña empresa, ya sabe que tiene que esforzarse más para demostrar su valía frente a organizaciones más grandes. Ahí es donde entran nuestras normas. Tanto si quiere controlar y mejorar la calidad de sus productos, como reforzar la seguridad de su sistema informático, implantar un sistema de gestión de reclamaciones, investigar a posibles empleados o dar a los clientes una mayor tranquilidad, el uso de nuestras normas puede ayudarle.
La implantación de normas inspira confianza en su empresa y le diferencia de la competencia. Y, lo que es más importante, puede reducir los costes, aumentar la productividad y mejorar los beneficios.
También puede ayudar a retener a los clientes actuales y abrir las puertas a nuevos mercados. De hecho, algunos contratos y cadenas de suministro sólo están abiertos a las empresas que cumplen las normas. Por eso, adoptar las normas de BSI puede ser un gran paso adelante que le permita competir con organizaciones más grandes.

Qué normas espera la empresa

Por ejemplo, una empresa de fabricación suele tener muchas normas que establece en función de la experiencia y con las que mide el éxito o el fracaso. Por ejemplo, las tasas de error o de rechazo. La tasa de error/rechazo máxima aceptable de una empresa para un proceso concreto podría ser del 3%. Si empiezan a superar sistemáticamente ese porcentaje, habrá que intervenir seriamente para averiguar el motivo y poner remedio a la situación.
Los centros de llamadas establecen normas para sus interlocutores. Por ejemplo, la norma de la empresa con la que se mide a todos los llamantes podría ser una tasa mínima de éxito o conversión de al menos el 50%. Será necesaria una intervención correctiva para todas las personas que llamen y que no cumplan esa norma de forma sistemática.
Los estándares son puntos de referencia con los que se pueden medir las operaciones reales a lo largo del tiempo. Por ello, las normas suelen ser uno de los elementos clave en los ejercicios de evaluación del rendimiento. Por ejemplo, durante el año pasado, ¿cómo se comportaron los distintos componentes de los costes de producción en comparación con las normas de la empresa?

Leer más  Simon coll fabrica

Normas y procedimientos de la empresa

Hubo un tiempo en el que asistí a un seminario en el que se hablaba de los pormenores de la apertura de un nuevo negocio. Hubo muchas charlas que abarcaron desde las finanzas hasta la contratación de los mejores empleados iniciales. Sin embargo, había un tema que la ponente consideraba el “caballo negro” en el proceso empresarial. Lo llamó “el caballo negro” porque no siempre es la prioridad de la empresa, pero cuando las empresas no tienen en cuenta este proceso, puede ser una fuerza significativa detrás de su caída. El tema de las normas y directrices en el lugar de trabajo era ese caballo negro.
Las normas y directrices del lugar de trabajo son esenciales para el establecimiento de una empresa. Este conjunto de declaraciones y redacciones refleja la cultura y los valores de la organización, así como sus expectativas sobre el rendimiento y el comportamiento de sus empleados.
Las normas y directrices del lugar de trabajo suelen incluir un refuerzo de los procedimientos operativos estándar, también llamados PNT, en el lugar de trabajo. Se trata de políticas escritas que pretenden ser el principal libro de información de los empleados para que conozcan el comportamiento adecuado y los tecnicismos de trabajo en la oficina.

Wikipedia

Sea cual sea el reto, las soluciones no pueden desarrollarse en el vacío. El sólido sistema de normalización y conformidad de Estados Unidos es un poderoso ejemplo de cómo una asociación público-privada basada en el consenso puede funcionar para desarrollar soluciones concretas a problemas del mundo real.
Durante más de un siglo, las actividades de normalización y evaluación de la conformidad de consenso voluntario han cohesionado los mercados y ahorrado dinero a las organizaciones de los sectores público y privado.
En Estados Unidos, cualquier entidad o individuo puede participar en actividades de desarrollo de normas. Sólo es cuestión de averiguar en qué está interesado en trabajar, y luego encontrar las organizaciones de desarrollo de normas que están trabajando actualmente en esa área. El enfoque de Estados Unidos, basado en el mercado y en el sector, para el desarrollo de normas ofrece flexibilidad, eficiencia y una capacidad de respuesta que no tiene parangón en la mayoría de los demás países.
Muchas empresas, organizaciones, asociaciones comerciales, grupos de consumidores y agencias gubernamentales ya están desarrollando normas. Y al ser parte activa del proceso, estos grupos están ganando una ventaja competitiva tangible sobre sus competidores. Por ejemplo: